jueves, 22 de septiembre de 2011

ROSA LUISE PARKS. La mujer que desencadenó la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos.

"Siempre dicen que no me bajé del asiento porque estaba cansada, pero no es cierto. No tenía más cansancio físico de lo normal al fin de un día de trabajo. No estaba vieja, aunque mucha gente cree que en esa época era vieja; tenía 42 años. No, lo que estaba era cansada de ceder y ceder".

 Las revoluciones se inician siempre con pequeños gestos. Un solo acto de desobediencia es celebrado como el momento en que nació el movimiento nacional de derechos civiles de los afroestadunidenses. El 1 de diciembre de 1955, en Montgomery, Alabama, una mujer negra de 42 años, volvía de su trabajo como costurera en unos grandes almacenes. Al subir al autobús tomó asiento en la parte de atrás, en los lugares permitidos para ciudadanos de color (negros, mulatos, indígenas, orientales). A medida que el autobús recorría su ruta comenzaron a faltar asientos y quedaron de pie algunas personas. Al darse cuenta de que había gente blanca de pié, el conductor paró el autobús para pedir a tres mujeres negras que se levantaran. Parks se negó a hacerlo, y no lo hizo ni cuando el conductor amenazó con denunciarla. Por entonces, los vehículos estaban señalizados con una línea: los blancos adelante y los negros detrás. Rosa Parks se sentó en los asientos del medio, que podían usar los negros si ningún blanco lo requería. Debía ceder su asiento, es lo que marcaba la Ley, pero no lo hizo.

En aquella época en los Estados Unidos la segregación racial, clara manifestación del racismo, era una forma de vida y el país estaba dividido en negros y blancos. Ámbos compartían el mismo espacio, pero sin mezclarse. Los blancos imponían sus normas de exclusión a la minoría negra. Incluso subir al autobús suponía un problema: los negros tenían que pagar su billete entrando por la puerta delantera, para luego salir y entrar por la trasera. Durante años la comunidad negra protestó por estas injusticias sin resultado.

Fue arrestada y condenada a pagar una multa de diez dólares y otros cuatro más en concepto de costas del proceso. El informe oficial la acusaba de perturbar el orden, cuando lo único que había hecho era defender su dignidad y reivindicar su derecho a sentarse en cualquier asiento que estuviera libre. Su arresto llenó de coraje a la comunidad negra. Se creó la Montgomery Improvement Association , cuya finalidad era la defensa de los derechos civiles de la minoría negra, más de cincuenta mil afroamericanos boicotearon los autobuses durante 381 días, llevando casi a la ruina a la compañía de autobuses, ya que el 75% de los usuarios eran negros, hasta que el 13 de noviembre de 1956 el Tribunal Supremo de Estados Unidos declaró inconstitucionales las leyes «Jim Crow» por las que los negros eran ciudadanos de segunda clase, pero hasta julio de 1964, no tuvo lugar la prohibición de la discriminación racial, bajo el mandato de Lyndon B. Johnson.

Simultáneamente tuvieron lugar manifestaciones de presión pacífica, destinadas a conseguir la plena igualdad entre personas de cualquier origen étnico, encabezadas por un joven pastor de la iglesia bautista, y que sería posteriormente uno de los máximos adalides de los derechos civiles del siglo XX y de la transformación de la sociedad norteamericana: Martin Luther King, que le llevaría a ganar el Premio Novel de la Paz en 1961, y a morir asesinado cuatro años después, en la ciudad de Memphis a manos de un fanático racista ultraconservador. Fue Martín Luther King junto con otros líderes de los derechos civiles, los primeros ciudadanos negros en subir a un autobús en Montgomery, el 21 de diciembre de 1956, en igualdad de condiciones que los ciudadanos blancos.

Aunque la prensa la definió como una trabajadora que un día se cansó de viajar al fondo de un autobús, Rosa Parks era una mujer con conciencia política, que trabajaba como secretaria de la rama local de la Asociación Nacional para el Avance del Pueblo de Color (National Association for the Advancement of Colored People, NAACP) y que había asisistido a la Highlander Folk School, un centro educativo que promovía los derechos de los obreros y la igualdad racial.

Rosa Louise McCauley nació un 4 de febrero de 1913 en Tuskegee, Alabama. Creció en una época donde la segregación se imponía de forma violenta. Fue la primogénita de James y Leona McCauley Edwards. Su padre trabajaba como carpintero y su madre como maestra. Sus abuelos, habían sido esclavos. Tras la separación de sus padres se traslada con su madre a Pine Level, Alabama, y asiste a la escuela rural. A los 11 años, su madre la inscribie en la Escuela de la Señorita White para Chicas (Montgomery Industrial School for Girls) ,una institución privada. Al terminar ésta, comenzó estudios de Maestra en la Universidad Estatal de Alabama, que nunca pudo finalizar. Después, trabajó en una base militar donde no se aplicaba la discriminación gracias a un decreto del presidente Roosevelt, cosió para Virginia Durr, una blanca que luchaba contra la segregación.

En 1932, se casa con Raymond Parks, un activista por los derechos civiles y barbero de Montgomery que alentó a Rosa alentó a terminar sus clases de la escuela secundaria y obtener su diploma. En 1943 se adhiere al Movimiento por los Derechos Civiles americano, convirtiéndose en secretaria local de la National Association for the Advancement of Colored People (NAACP), de la que su marido era militante. A mediados de 1955 comenzó a asistir a un centro educativo por los derechos de los trabajadores y la igualdad racial, la Highlander Folk School.

Amenazada y hostigada, y con pocas oportunidades para obtener empleo después de su acción del autobús, decidió salir del sur con su esposo y en 1957 se establecieron en Detroit, donde prosiguió su actividad en la defensa de los derechos civiles, conviertiéndose en 1964 en diaconisa de la Iglesia Metodista Africana. De 1965 a 1988 formó parte del equipo de asesores del senador demócrata por Michigan John Conyers, puesto que abandonó por problemas de salud.

Tras el fallecimiento de su marido en 1977, Rosa Parks fundó el instituto Rosa and Raymond Parks Institute for Self-Development, dedicado al desarrollo personal. Actualmente este centro patrocina el programa anual Pathways to Freedom (Camino a la Libertad), que organiza recorridos en autobús para adolescentes con el objeto de darles a conocer la reciente historia de la lucha por los derechos civiles en los Estados Unidos.

En una encuesta publicada en los Estados Unidos en 1973, en la que se solicitó a los historiadores y estudiosos que nominaran a quienes consideraban ellos como las mujeres estadounidenses más influyentes del siglo XX, Rosa Parks, fue considerada como la número tres. La lista fue encabezada por la primera dama y activista social, Eleanor Roosevelt. Pero sin duda, la figura de Rosa Parks es considerada por muchos una de las más importantes en la lucha de los derechos civiles.

Rosa Parks ha recibido 43 doctorados honoris causa de universidades de todo el mundo y cientos de premios y galardones, entre los que se encuentran, por orden cronológico:

· 1979, Medalla de Spingarn de la NAACP, su más alto honor.
· 1980, Martin Luther King Jr. Award.
· 1992, Rosa Parks fue galardonad Abadía de la Paz
· 1996, Medalla Presidencial de la Libertad. Este es el más alto honor que puede ser otorgado a un civil por el Gobierno de los Estados Unidos.
· 1998, es nombrada Directora Internacional de Libertad, por la National Underground Railroad Freedom Center
· 1999, Medalla de Oro del Congreso.
· 1999, Galardonada en el Detroit-Windsor Festival Internacional de la Libertad
· 1999, Fue elegida por la revista Time como una de las 100 personas más influyentes del siglo 20.
· 2000, Medalla de Honor del Gobernador el Estado de Alabama, y Premio de la Academia de Alabama.
· 2000, Se inaugura en Montgomery, 45 años después de su detención, la Biblioteca y el Museo Rosa Parks. El museo cuenta con una estatua de Rosa, sentada en un banco esperando el autobús.

Rosa Parks escribió cuatro libros. Los más conocidos “My Story”, escrito y publicado en 1992, relata la historia de Rosa hasta el día que se subió al autobús que cambiaría su vida para siempre y “Fuerza silenciosa”

En 2004 se le diagnosticó demencia progresiva y murió al año siguiente el 24 de octubre de 2005. Tres días después de su muerte todos los autobuses de la ciudad de Montgomery y Detroit reservaron sus asientos delanteros con cintas de color negro en su honor. El 29 de octubre de 2005 sus restos fueron trasladados a Washington, donde un autobús similar al que dio inicio a su historia, la situó en la Rotonda del Capitolio de los Estados Unidos, donde le rindieron homenaje más de cincuenta mil personas, convirtiéndose en la primera mujer y segunda persona de raza negra en recibir este honor. El día su entierro todas las banderas de los Estados Unidos ondearon a media asta, por orden del presidente George Bush y en el primer aniversario de su muerte, se inauguró la estatua de Rosa Parks en el Salón de las Estatuas Nacional en Washington.

"La libertad no es gratis" (Rosa Parks)


Texto: © María Torres

Visita el Blog de María Torres "Búscame en el ciclo de la vida..."

Se autoriza la difusión de este texto siempre que se haga referencia a la fuente y al autor


Fuentes:






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.